Es el aumento de la altura del arco interno longitudinal del pie (CAVO), asociado, habitualmente, a la desviación interna del talón (VARO).

Causas y Formas de presentación.
Existen dos formas básicas: Estructural y Neurológica Ambas formas son de aparición familiar, hereditarias.

1.- Estructural. El arco del pie aparece ya en la edad escolar (antes de lo habitual) y se va acentuando con el crecimiento y desarrollo del individuo. De progresión lenta, tiende a enlentecer su progresión al alcanzar la madurez esquelética.

2.- Neurológico. La progresión se manifiesta en la adolescencia siendo constante en el tiempo. Obedece a un desbalance de las fuerzas que actúan sobre el pie

Síntomas y Signos :

Todo pie cavo puede mantenerse asintomático por largos períodos, dependiendo de la actividad deportivo/laboral y del tipo de calzado. Inicialmente presenta incomodidad o dolor en el antepié referido a la base del dedo mayor (hallux) y/o al borde externo del pie, por sobrecarga o prominencia de la base del 5º metatarsiano.

Las torceduras, con el pie hacia adentro, son mas frecuentes en los portadores de pie cavo.
El uso de calzado ajustado provoca molestias en el dorso del pie (empeine) por presión del calzado y el uso de tacón aumenta y hace precoces las molestias en el antepié (sobrecarga de metatarsianos o “pie plano anterior”) La historia familiar de pie cavo progresivo orienta a origen neurológico.

Estudio habitual Radiografías de ambos pies y ambos tobillos en de pie y una tele radiografía de extremidades inferiores permiten cuantificar la alteración esquelética. La evaluación Neurológica es indispensable en sospecha de origen neurológico del pie cavo.

Tratamientos:

Como siempre, el tratamiento depende de las características del paciente, de sus síntomas y de la enfermedad.

1.-­ Pie Cavo Estructural:
En presencia de síntomas y/o de torceduras frecuentes, es recomendable recibir consejo médico. El uso de plantillas será la rutina en el tratamiento de los casos leves y moderados, y se propone cirugía frente a pacientes con cavo severo, frente al fracaso de las plantillas o en la presencia de inestabilidad severa del tobillo.

2.-­ Pie Cavo neurológico:
La indicación de plantillas se realiza de rutina, para disminuir los síntomas. La progresión de la deformidad implica, con frecuencia, la evaluación de cirugías orientadas a reconstruir el balance muscular, a corregir las alteraciones del esqueleto y a reparar los ligamentos que lo requieran.

Equipo de Pie y Tobillo, Clínica Santa María

Todos los derechos reservados 2020 © www.pieytobillo.cl Desarrollo EMP Digital